Tuesday, 23 February 2010

Traducir y cantar...

Recuerdo que en mis años mozos de facultad, solíamos parar bastante con enfermeros y enfermeras que no dejaban de hablar de catéteres, instrumentación, extracciones de sangre, operaciones, pacientes, médicos, etc. Se les veía entregados en cuerpo y alma a su loable profesión. Nosotros, quisquillosos traductores e intrusos, también somos iguales.
Cuando me junto con mis colegas traductores llegamos a ser realmente inaguantables. Alguna vez me han preguntado, "¿pero vosotros ponéis tilde a los pronombres demostrativos? ¡Dios, qué arcaicos!" Pues sí. Les ponemos tildes “aquéllos”. ¿Qué os parece? Mal, ¿no? Pues a mí me da lo mismo. El que manda es el gerente de mi departamento o el cliente, y si dice ele, pues ele con ele y olé.
No obstante, el ser traductor o, simplemente el tener cierta idea de la lengua inglesa, alguna vez te reporta interesantes momentos. Sobre todo con la traducción al español de pelis o de los títulos de las canciones de los Beatles. Pero hoy vamos a quedarnos con un caso en concreto: Top Secret.
Esta grandiosa comedia de los años ochenta hace que me monde solito en el sofá, independientemente de las catorce mil veces que la he visto. Bueno, pues para los que piensen que la traducción es coser y cantar, o que es como transcribir un texto cual robot, que no se tarda nada y que tal y que cual, les invitaría a que intentaran traducir esta peli. Como se suele decir por ahí, “no es chungo, es lo siguiente”. Llegados a un momento crucial de la peli - cuando Nick Rivers (Val Kilmer) está en el restaurante junto a Hillary Flamond (Lucy Gutteridge) sentados a la mesa, el camarero les va a tomar nota, pero claro, están en Alemania del Este y Nick no entiende ni papas de lo que farfullan los bávaros. Entonces Hillary dice en inglés: “That’s alright I know a Little German. He’s just over there” , y justo en ese momento aparece un señor más bien de tamaño reducido y traje tirolés, se levanta y saluda. En español se opta por una traducción errónea que es “hablo un poco de alemán”. Lógicamente, el traductor ahí tuvo que elegir si una u otra. Y consecuentemente, la imagen del alemán saludando no tiene ningún sentido en español.

Escena de Top Secret

Alguien dirá, “está mal traducido”… y cierto es, pero, ¿a alguien se le ocurre algo mejor?

15 comments:

Antonio said...

No estaría mal saber cuánto tiempo le dieron al traductor para hacer su trabajo y cuánto le pagaron por esa peli.

dali22a said...

Creo que no hay que olvidar algo primordial con lo que nos machacan a los traductores durante la carrera, y esa es la "función" del mensaje, algo en que no piensan los no-traductores cuando dicen eso de "está mal traducido".
La función de la película es hacer reír, y a eso es a lo que debe darle importancia el traductor, sacando el mayor partido al guión y a la imagen de la que dispone.
Creo que son muchas las comedias que en español tienen mucha gracia y cuya labor de adaptación no tuvo que ser nada fácil. Otra cosa es el estilo con que se hayan adaptado y la fidelidad que mantienen con el guión original.

Armando Valdés said...

Más razón que un santo, pero qué sabrán ellos?

Gracias por pasarte por el blog. Esperamos verte pronto de nuevo.

Y qué me decís de "pudding" en Harry Potter... con el calco en los talones!!!!

Ramón said...

A lo que comenta Antonio me gustaría añadir "y si le dejaron ver la película mientras la traducía".

Saludos

Armando Valdés said...

Ramón,
muchas gracias por tu comentario.
la verdad es que los obstáculos son muchos. no sé si tantos, pero nos podemos hacer una idea de lo que quieres decir. ;)
Espero que volvamos verte por estos lares.

Ramón said...

Lo que quería decir es que no estaría mal saber, aparte de las limitaciones de tiempo y presupuesto que tuviera el traductor de la película, si le pasaron una copia y la pudo ver mientras trabajaba.

¡Que la gente del cine es muy suya!

Anonymous said...

La verdad es que es una película para hilar muy fino. A mí se me ocurre: "El alemán que conozco es reducido. Juzga por ti mismo." O algo así.

Antonio said...

Puntos para don Anonymous por ingenio, pero creo que solo cabría en la edición comentada por los traductores (otra pista distinta a la del comentario del director). La traducción para vídeo es muy restrictiva y en este caso apenas dan tres segundos o cinco con el cambio de plano.

Ramón creo que no exagera, ahora las cosas han cambiado en el cine y la tele y ya no se traduce sobre guión (que yo sepa), pero un señor que se dedicaba a esto me contó que él si que había tenido que traducir alguna vez sin ver las imágenes. Después ajustaba el actor de doblaje.
Ahora estos problemas se dan en la traducción de videojuegos, que los productores son muy suyos pero eso es otro tema.

jsmn23 said...

Don Armando: ¿Qué le parece la opción: ¡Menudo es mi alemán! Dándole vueltas y si los plazos lo permiten siempre se puede buscar alguna opción que, aunque no sea perfecta, al menos no pierda el sentido (en este caso jocoso) del original. ¡Vaya blog más interesante el suyo! Mis más sinceras enhorabuenas :)

Armando Valdés said...

buenas tardes!

A ver, pues en principio el alemán no es suyo. el posesivo puede indicar noviazgo u otra relación (trabajo, jerarquía inferior...).
En cuanto a "menudo", mereces mi más sincera enhorabuena. es un gran intento. no obstante, seguiría dando lugar a confusión y el receptor no capataría el toque humorístico. no cambiaría en nada si el alemán fuera de dos metros.
Desde mi punto de vista, patina un poco. pero es un gran intento sobre todo por la extensión. casi, jsmn 23. ¡casi!

gran intento!! gracias!

comparte la página con tus amigos, conocidos, compañeros de trabajo, etc.

Armando Valdés said...
This comment has been removed by the author.
Armando Valdés said...
This comment has been removed by the author.
jsmn23 said...

pues a mí me parece cojonudo, maxo.

Anonymous said...

yo hubiera usado el clásico chiste de:
-¿No domino el alemán, ¿y tú?
-Si es bajito y se deja... Ahí lo tienes (señalando al "Little German")
Una chorrada, lo admito.

Antonio Saiz said...

jejeje