Wednesday, 29 September 2010

Contar palabras

La vida del traductor no está sólo estrechamente ligada a las palabras sino también a los números. Y es que, amigos,  en cualquier negocio hay que sacar cuentas.  Hay empresas que nos mandan el número de palabras del proyecto y únicamente debemos multiplicarlo por la irrisoria tasa que cobramos. Otras veces nos envían un texto escaneado en PDF o una imagen y debemos ejecutar la táctica del “ojo de buen cubero”. Aunque en general se cobra en texto origen hay otras veces en las que se cobra en texto meta...
Para una gran cantidad de documentos (HTML, PDF, Word, RTF...), podemos utilizar el Translator's Abacus, pero cuando se trata de una imagen, ¿cómo contabilizáis el número de palabras en texto origen aplicando el “ojo de buen cubero”?

7 comments:

Antonio said...

Yo aplico una cantidad fija por cada imágen

Ma said...

¿sabéis si existe algo así para correctores?

IreneSAlmagro said...

Se puede en esos casos cobrar por texto meta. Además, debería ser así, porque siempre es más cansino no partir de un texto editable. ¡Interesante entrada!

Antonio said...

Hola Ma, supongo que las mismas herramientas que sirven para un traductor servirán para un corrector, ¿no? ilústrame si me equivoco.

Armando Valdés said...

con la correción de una imagen tienes que volver a redactar todo el texto? nunca lo había oído pero suena un tanto cruel.

Curri said...

Siempre puedes usar un programa de reconocimiento de caracteres para que te extraiga el pdf en formato word. Yo acabo de comprarme este: http://pdftransformer.abbyy.com/
Y lo he usado en varios documentos y el resultado ha sido muy positivo. De todas formas, hasta que lo tuve, cobraba siempre por palabra de llegada, es decir, una vez que había acabado la tradución, contaba las palabras de mi texto en castellano o catalán. Vale, seguramente cobro más palabras que las palabras inglesas, pero, ¿y el formato? ¿Y el tiempo que me paso en intentar que el texto tenga la forma lo más parecida posible al inicial? Eso no me lo pagan, así que, creo que es justo ese "extra" más. De momento, ninguna de las agencias se ha quejado (es más, fueron dos de ellas que me aconsejaron cobrar por palabra final, porque es así como ellos les cobraban a sus clientes).

Ah, para correcciones yo también cobraría por el texto meta, porque al fin y al cabo, es el que "transformas", por mucho que el inglés tenga la mitad de palabras. El inglés, en teoría, lo tomas solo como referencia, pero el texto sobre el que trabajas es el traducido.

Para todo lo demás, Mastercard ;)

Armando Valdés said...

Curri, ¿y si es inversa?