Wednesday, 16 March 2011

Bombero a tus zapatos

"Ya, ya lo sé, es una chorrada, pero ya saben ustedes que estas cosas me sacan…" de quicio continúo yo. Tan incrustado está en el inconsciente colectivo, (si tal engendro existe) que el que sabe un idioma es capaz de traducir que a veces gente por otro lado realmente educada mete patas como dejar fuera de la ecuación de la traducción a los traductores. Ya, ya lo sé, es lo de siempre y allá cada cual con sus mensajes, pero van tres esta semana. Arqueólogos que me piden que eche un vistazo a una traducción de google "para que no suene a indio" (sonaba a neandertal), publicistas que se atreven con las del inglés al castellano (no os quiero contar el resultado), etc.

Yo no me canso de sonreír con educación, explicar y en último término y si no atienden a razones señalar algún error de peso en el "resultado". Mantengo la fe de que en algún momento entrarán en razón y buscarán a un traductor como quien busca a un contable para hacer la declaración, un arquitecto para diseñarles una casa o a un abogado para defenderles ante un abuso.

Sobre el blog enlazado: Cuaderno de campo es una delicia para los que disfrutan de la naturaleza, sobre todo como espectadores (que es como se debería disfrutar siempre, claro). Tiene entradas sobre pájaros y chapucillas de alta y baja tecnología tremendas y una serie de cámaras instaladas en comederos y bebederos que da gusto.

2 comments:

Trebol-a said...

Por alusiones, gracias ! :)

Con respecto a los gremios nombrados, profesores/informáticos, no los tomes "strictu sensu" sino más bien como colectivos. El colectivo de los "profesores" que engloba a los puristas del lenguaje y del idioma. El colectivo de los informáticos, prácticos hasta la nausea y dispuestos a llevar a cabo esa práctica aunque para ello haya que darle de patadas al diccionario!! :)

Luego habría otros grupos menores como el colectivo de traductores o los que escriben apuntes criticando a todos los anteriores, pero esos no cuentan. :)

Antonio said...

:D Pues tiene usted razón. Tenía yo esta semana la sensación de que no contaba pero resulta que es real.

En cualquier caso a eso me refería con lo de los gremios o colectivos: lo suyo es el gremio o colectivo de traductores (localizadores que decimos para asuntos informáticos) que aúna sentido práctico y respeto por el idioma en una única silla. Y olé.